SOBRE LA OEA, SOMOZA, MADURO Y ORTEGA

Inauración de la XXIII sesión de la Organización de los Estados Americanos en el Olof Palme en junio 7 / 98 . Archivo de la Prensa

 

En la madrugada del 24 de junio de 1979 la OEA aprobó una resolución que pedía la renuncia del presidente de Nicaragua, Anastasio Somoza Debayle, quien con las mismas palabras que ahora utilizan Nicolás Maduro y Daniel Ortega, denunció “injerencia”, “violación de soberanía” e “intento de golpe de estado”.

Un poco más de tres semanas después, Somoza emprendía el exilio junto a los más allegados de su régimen.

Hoy 10 de enero de 2019 vimos en la OEA una condena similar contra el dictador venezolano Nicolás Maduro. Es una fecha histórica y de especial significado para los nicaragüenses. Primero, por ser el 41 aniversario del asesinato del director del diario La Prensa, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, magnicidio que precipitó la insurrección popular contra el somocismo y, segundo, porque después del repudio contra el desvergonzado régimen venezolano, mañana le toca el turno en el banquillo de los acusados de la OEA al sanguinario gobierno Ortega-Murillo.

La ampliamente reconocida ilegitimidad de Maduro, el mismo día que inauguró su segundo período presidencial, crece a cada minuto. Hoy también Paraguay rompió relaciones con Caracas y Perú llamó a su embajadora. La pregunta es ¿cuánto tiempo le tomará al Sr. Burro Maduro salir disparado hacia el exilio como Somoza? y… ¿cuánto le tomará a Ortega seguirle los pasos?

La votación de hoy contra Venezuela presentó algunos puntos de interés. El Salvador, por ejemplo, se abstuvo. Justo cuando su presidente, el exguerrillero del FMLN, Salvador Sánchez Ceren, se hallaba en la toma de posesión de Maduro y había declarado al llegar a Caracas que Venezuela “es un modelo” para el continente.

Más aún, el embajador salvadoreño Carlos Calles, quien acaba de asumir la presidencia del Consejo Permanente de la OEA, lo más que pudo hacer por Maduro es abstenerse. No se atrevió a votar a favor.

El anterior presidente del FMLN, Mauricio Funes, justamente se encuentra refugiado en Managua bajo la protección de Daniel Ortega porque la justicia salvadoreña lo busca por corrupción.

Por otra parte, el apoyo de los países del Caribe anglófono se le ha resquebrajado al régimen de Venezuela. De los 13 países de esa región, incluyendo a Belice, solo tres votaron a favor de Maduro. Cuatro votaron en contra, cinco se abstuvieron y uno estuvo ausente. Esto puede tomarse como un indicio favorable de que a Ortega mañana le irá por el estilo.

Finalmente, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que de previó rehusó a adherirse al Grupo de LIma en su llamado a Maduro para que renuncie, tampoco favoreció hoy a Venezuela y se abstuvo. El representante mexicano leyó un discurso extraño, con frases como “no vayan a pensar que..” y al final solo balbuceó lo mismo de la no injerencia, etc.

AMLO, a mi ver, puede convertirse en un factor de negociación con los regímenes de Venezuela, Nicaragua y Cuba para tratar de darles oxígeno y evitar su desaparición. O sea, por favor, no hay que quitarle la vista a este señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: